NOTICIA BIBLIOTECA NOTICIA BIBLIOTECA

Realidad aumentada que enriquece la experiencia en el Mapuka
Publicado en: vie, 16 dic 2016 07:00:00 -0500
El estudiante Jeffrey Saavedra, demostrando el uso de las gafas HoloLens en Mapuka

Ante la siempre creciente oferta de actividades de ocio para la sociedad, el reto de los museos es innovar en la manera como presentan sus contenidos, con el fin de brindar incentivos que les permitan dinamizar sus públicos.

Nuestro Museo Arqueológico de los Pueblos Karib, Mapuka, guardián de más de 20 mil años de cultura del Caribe colombiano, ha sido consciente de esta necesidad y se ha valido de las nevas tecnologías para construir una experiencia que permita a más personas acercarse, de manera más didáctica, a nuestro pasado prehispánico.

El pasado 2 de diciembre, el departamento de Ingeniería de Sistemas presentó en Mapuka una demostración del uso de HoloLens, gafas de realidad aumentada diseñadas por Microsoft, que permiten añadir elementos virtuales a los objetos reales presentes en el museo, de tal forma que todo sea percibido visualmente en un entorno compatido.

“Estas gafas son la última tecnología de Microsoft y permiten añadir hologramas dentro de la realidad”, explica Pedro Wightman, director del departamento. “Incluso van más allá de lo que se conoce como 'realidad aumentada', porque son capaces de reconocer el espacio y colocar los elementos virtuales, un punto al que no se había llegado con tecnologías anteriores”.

Las HoloLens no son solo unas gafas inteligentes, con sensores avanzados y una pantalla óptica montada en una cabeza 3D. También son un computador inalámbrico autónomo con la plataforma de Windows 10, con una interfaz natural de usuario; es decir, el usuario no necesita utilizar un teclado o un ratón, sino que interactúa a través de la mirada, la voz y gestos con las manos.

Según Wightman, un espacio como Mapuka, se constituye en el espacio perfecto para esta experimentación, pues permite añadir otra capa de elementos a lo que está montado en el museo, para extender la experiencia y enriquecer el aprendizaje y el disfrute del visitante.

La demostración presentada en Mapuka fue diseñada por Jeffrey Saavedra, estudiante de cuarto semestre de Ingeniería de Sistema. En esta, se valió de las cápsulas informativas realizadas por la emisora Uninorte F.M. Estéreo, “Suena Mapuka”, asociadas a cada una de las exposiciones, las cuales colocó en recuadros virtuales en los que el usuario puede hacer click al ponerse las HoloLens. Así, el visitante podrá escuchar la cápsula y obtener un contexto sobre las piezas en cada una de las virtrinas del museo.

Además, mediante las gafas, el usuario puede observar una exposición virtual en el centro del museo con figuras y fotos que complementen el material de las exposiciones. (Aquí se puede apreciar, lo que se observó a través de las HoloLens durante su demostración en Mapuka). 

“Queremos hacer que el usuario tenga su propia experiencia y que no necesite de otra persona, sino que pueda vivir el museo de su propia manera”, afirma Jeffrey, quien primero diseñó un modelo 3D de la sala, y luego agregó los distintos objetos virtuales, como las cápsulas, una choza con fuego en medio de la sala y un telar en la sección Tayrona.

“Al tener un modelo de toda la sala, cualquier persona que sepa de diseño puede diseñar sus propios hologramas. Es solo arrastrarlos al lugar donde se quieren colocar”, añadió Jeffrey. “Lo que yo me imagino lograr es lo que vemos en la película 'Una noche en el museo': los restos que tenemos en el museo recobrando vida, movíendose, un mamut caminando... o tomar los collares que vemos en las exposiciones y ponértelos. Las posibilidades son infinitas y la programación ya no es un obstáculo”.

Según Pedro Wightman, el uso de los HoloLens en Mapuka por ahora es experimental, pero la idea es que pueda utilizarse “hasta el punto que puedes tener diez museos en uno”.

Para Juliana Campuzano, coordinadora educativa de Mapuka, esta clase de proyectos demuestran que este es un museo que todo el tiempo produce nuevos conocimientos, no solo de índole arqueológica, sino que también permite a los estudiantes crear nuevas maneras de acercar a la comunidad al contenido.

“Aquí nos hemos unido Ingeniería de Sistemas con la tecnología, Uninorte F.M. con la parte del audio y nosotros con el espacio y la asesoría a los chicos, para hacer una visita guiada y sonora del museo, con modelos 3D que permiten acercarnos más a ese conocimiento, que a veces las vitrinas lo hacen tan frío, lejano e impersonal. Con la tecnología, pueden convertirse en objetos vivos que puedas tocar y mover”, sostiene Campuzano.

La intención de Mapuka es seguir siendo un espacio de experimentación para estudiantes de todas las carreras que se quieran sumar a sus proyectos. “Mapuka es un laboratorio, donde hacemos pruebas. Los laboratorios no son solo de ciencias duras, sino que también permiten ver cómo nos integramos para generar una mayor apropiación de contenidos y generar mejores medios para acercarnos al pasado prehispánico”, finalizó Campuzano.

Por Andrés Martínez Zalamea

Más noticias Más noticias