"Quiero que la universidad se sienta orgullosa de haberme escogido como becario"
Publicado en: vie, 14 jul 2017 04:50:00 -0500
Mildre José Fernández, beneficiario de la beca Transelca.

Un error en el sistema del Sisbén estuvo a punto de frustrar el sueño de Mildre José Fernández de estudiar Ingeniería Eléctrica. A pesar de tener todo en regla, su nombre no apareció registrado en el sistema cuando participaba por un cupo en el programa Ser Pilo Paga, lo cual significó la pérdida de esa oportunidad.

Mildre no se rindió. Le apostó a su excelencia académica y a su alto puntaje en las Pruebas Saber 11 para aplicar al programa de becas de Uninorte. Decisión que lo llevó a ser uno de los 100 becarios que inician su vida académica este semestre en la institución.

“Luego de ser aceptado en la universidad, debido al problema con el Sisbén no pude entrar. Ya se habían cerrado las convocatorias para las becas institucionales, entonces esperé seis meses a que las volvieran a abrir. Tenía mucha fe en que las cosas se me dieran. Estoy muy feliz de haber obtenido este logro por el cual luché tanto”, narró.

Oriundo de Cereté, Córdoba, el joven obtuvo la beca Transelca, que cubre el 100% de la matrícula de pregrado y de idiomas. Ester Espitia, su madre, atribuye el gran logro de su hijo a la confianza que siempre ha tenido en sí mismo.

“Mildre siempre ha creído mucho en sus fortalezas. Siempre ha sabido lo que quiere y ha luchado por conseguirlo. Este logro es producto de eso y de la dedicación que le ha puesto  desde pequeño al estudio”, manifestó.

El interés por la Ingeniería Eléctrica lo heredó de su padre, quien trabajaba como electricista industrial. A pesar de que falleció cuando Mildre tenía ocho años, lo que le inculcó y lo que luego escuchó sobre lo que hacía, fueron determinantes a la hora de elegir qué estudiar.

“Yo sabía desde el principio que lo mío era una ingeniería; siempre me han gustado la física y las matemáticas. Me decidí por Ingeniería Eléctrica porque mi papá trabajaba con electricidad industrial y de pequeño me llamó la atención los campos de acción en los que él trabajaba”, dijo.

Generar alternativas eléctricas que ayuden al medio ambiente y a la sociedad, es uno de los propósitos que tiene con su carrera profesional. Por lo pronto, en este camino académico que apenas empieza, el ceretiano quiere enamorarse aún más de su área de estudio y ser reconocido por su excelente desempeño.

“Quiero ser un estudiante destacado, tener un promedio alto, mantener la beca y que la universidad se sienta orgullosa de haberme escogido como becario. Además de ser una de las mejores del país, esta universidad tiene muchas cosas que me van a aportar no solo a ser un mejor profesional, sino también una mejor persona ”, puntualizó el joven.

Por Oriana Lewis

Más noticias Más noticias