El libro que define una hoja de ruta para cerrar la brecha social de la región
Publicado en: mié, 10 jul 2019 05:30:00 -0500
El conversatorio empezó a las 5:00 p.m. (Foto: Luis Armando Galvis)

A través de 237 páginas, Casa Grande Caribe, iniciativa liderada desde 2017 por el rector Adolfo Meisel Roca y conformada por entidades de la región, avanza en su misión de definir una hoja de ruta que permita el cierre de la brecha social vigente del Caribe colombiano. En el marco de un conversatorio sobre las priorizaciones del proyecto, fue lanzado este 9 de julio el libro Casa Grande Caribe, en el Centro Cultural del Banco, en Santa Marta.

La obra, creada por el Centro de Estudios Económicos Regionales (CEER) del Banco de la República, recopila los análisis técnicos que estiman las necesidades de inversión en educación, nutrición, salud, acueducto y alcantarillado para cerrar dicha brecha regional, presentados el 30 de noviembre de 2017 en el evento Casa Grande Caribe: Cumbre Caribe por la Inclusión y Transformación Social, realizado en Santa Marta. A su vez, incluye un análisis de las fuentes de financiamiento y la calidad de gasto social regional, con el fin de identificar los posibles recursos para financiarlos y las mejoras requeridas en su ejecución.

“Hemos enfatizado el tema de la pobreza como la prioridad del Caribe colombiano y dentro de los temas de la pobreza estamos enfatizando el capital humano, es decir, nutrición, educación, salud. El siguiente paso es realizar el 8 de noviembre en la Universidad del Norte un evento sobre educación, en el marco de Casa Grande Caribe. En 2020, en Cartagena, realizaremos un encuentro Casa Grande Caribe sobre liderazgo”, manifestó el rector al término del evento.

El costo total de las intervenciones propuestas se estima en USD 16 548 millones para un periodo de doce años. Los cálculos permiten afirmar que la región podría contar con fondos suficientes para las propuestas planteadas. Sin embargo, los resultados serán factibles solo con la buena gestión de los administradores públicos locales y la participación ciudadana en el seguimiento de las inversiones. Por ejemplo, el costo de las estrategias para erradicar y prevenir la desnutrición infantil en la región Caribe ascendería a unos USD 3002 millones, contemplando dos ejes: la recuperación nutricional de niños desnutridos y la prevención desde el embarazo.

“Destaco el trabajo que ha hecho Casa Grande Caribe porque durante algún tiempo en la costa se produjo muy buen diagnóstico de los problemas que tenemos como región, enfocados en el qué, pero pocas propuestas concretas. Aquí este trabajo pasó al plano propositivo (…) Destaco mucho que se haya priorizado el tema de la nutrición, porque creo que en el país no estamos conscientes de que tenemos un problema particular de nutrición en la región”, indicó María Elia Abuchaibe, gerente de Enterritorio, quien fue una de las ponentes del conversatorio junto a Antonio Hernández Gamarra, excontralor general.

Para Jaime Bonet, gerente del Banco de la República de Cartagena, director del CEER y coeditor del libro, el mensaje es claro para la comunidad en general: “les estamos diciendo que aquí hay unos estudios y guías para superar el rezago social en el Caribe colombiano. Aquí tenemos unas propuestas concretas en educación, salud, nutrición y en acueducto y alcantarillado. Les decimos que es posible superar el rezago, a través de unas intervenciones que estamos planteando acá, que tienen un costo y que además les mostramos de dónde pueden salir los recursos para cubrir  esos proyectos”.


      El evento se realizó en el Centro Cultural del Banco de la República, en Santa Marta.

 

De acuerdo con el análisis de la obra, los recursos para financiar los USD 16 548 millones saldrán de los recaudos tributarios propios de la región, de los ingresos de regalías y de la participación del Caribe en el presupuesto nacional. “En esas fuentes habrá recursos más que suficientes para financiar el valor total del compromiso Casa Grande Caribe”. No obstante, se requiere de una reforma de la ley de regalías para lograr un uso más funcional y eficiente de los recursos de los Fondos de Compensación y Desarrollo Regional.

“El propósito de Casa Grande Caribe es superar este rezago apostándole a inversiones, principalmente en capital humano”, concluyó Diana Ricciulli, investigadora del CEER y coeditora del libro.  

 

Por José Luis Rodríguez R.

Más noticias Más noticias