Un mirada al fenómeno de los rayos en la región y cómo protegernos
Publicado en: 2022-06-15

Colombia es uno de los países con más actividad de rayos en el mundo y la región Caribe, al ser la zona de influencia intertropical, presenta más tormentas durante los meses con más lluvias, es decir, abril y mayo en el primer semestre del año, y septiembre y octubre en el segundo. Ante las tormentas eléctricas registradas recientemente en Barranquilla, debido a la temporada de lluvias, Camilo Espejo, profesor asociado del Departamento de Física y Geociencias de la Universidad del Norte, nos habla sobre este fenómeno natural, la prevención de accidentes por rayos, así como la importancia de la ubicación geográfica. 

“Influye mucho si se trata de una zona montañosa o de una llanura así como la cercanía al mar. En general, son las planicies las zonas con mayor cantidad de descargas a tierra”, puntualiza Espejo, magíster en Física y doctor en Nanociencias y Nanotecnología.

Para detallar la evaluación del riesgo por rayos para Colombia, cita la tesis de la investigadora Audrey Cruz, de la Universidad Nacional, que expone que en la región Caribe se encuentran varias subregiones naturales con una peligrosidad determinada por rayos: la de Llanura Caribe (LLC) tiene una alta peligrosidad, la de Sierra Nevada (SN) tiene peligrosidad media y la Llanura Guajira (LLG) una baja.

De acuerdo con las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE), 1 313 personas murieron en Colombia alcanzadas por un rayo en el periodo comprendido entre 1997 y 2017. En la Costa, la tasa de mortalidad en casos por millón de habitantes fue: Bolívar 73, Magdalena 68, Atlántico 38, Córdoba 64, Cesar 34, La Guajira 27 y Sucre 21.

                       
Mapa de peligrosidad - año 2017. Tomado de Cruz Bernal, Audrey Soley, Evaluación del riesgo por rayos para Colombia (2019) 

En Colombia ha habido un desarrollo en cuanto al conocimiento de los rayos y a la prevención de accidentes. Desde 2016, por ejemplo, entró en operación la Red Colombiana de Detección Total de Rayos.

¿Cómo se forma un rayo?

“Al igual que ocurre al frotar el cabello con un objeto plástico en un ambiente seco, es la fricción con el aire la responsable de cargar eléctricamente a las nubes. La interacción eléctrica produce dos cosas: atracción o repulsión, y en la naturaleza solo existen dos tipos de carga eléctrica: positiva y negativa”, comenta Espejo, profesor de la Maestría de Física Aplicada de Uninorte. 

Este movimiento de los electrones a través del aire produce dos efectos: luz (relámpago) y sonido (trueno). La energía que llevan los electrones es tan grande, explica, que al chocar contra las moléculas del aire les desprende sus propios electrones (esto se conoce como ionización). 

“En el proceso de recuperar a sus electrones estas moléculas emiten dicha luz. La descarga también produce un incremento tremendo y súbito de la temperatura del aire por donde pasa, lo que da lugar a una diferencia de presiones que origina el trueno”, agrega.   

¿Cómo se mide su actividad?

Existen diversas formas de medir la actividad de rayos en un territorio. Espejo menciona dos: con el nivel ceráunico, que es el número de días tormentosos en un año, y otra medida es la densidad de descargas a tierra (DDT), la cual mide el número de rayos nube-tierra que impactan la tierra por kilómetro cuadrado al año.

“La cantidad de corriente eléctrica en los rayos es variable, con 30000 amperios en promedio y millones de voltios de energía”, señala.

Recomendaciones ante el riesgo

Los datos indican que la mortalidad por rayos es 10 veces mayor en zonas rurales que en zonas urbanas, y esta relación se mantiene casi constante independientemente de la región del país. 

“En las zonas urbanas la probabilidad de un impacto por un rayo es menor pero no es nula, lo mejor es evitar los espacios abiertos urbanos como los parques pues, en general, los pararrayos se encuentran en los edificios. No sobra mencionar que durante las tormentas eléctricas es frecuente que haya interrupciones del fluido eléctrico, entonces se deben tomar precauciones para evitar el daño de electrodomésticos debido a los cambios abruptos de voltaje”, explica.

En plena tormenta eléctrica, lo primero es buscar refugio seguro, la casa, por ejemplo, o encerrarse en su vehículo, si lo sorprende en la calle. Si está al aire libre, evite ubicarse debajo de árboles, de torres eléctricas, y aléjese de arroyos, ríos y ciénagas. Tampoco manipule aparatos eléctricos que se recomienda estén desconectados mientras ocurre el fenómeno natural.

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) informó que, hasta el lunes, 13 de junio, 418 municipios se han visto impactados por los eventos asociados a las precipitaciones. La entidad advirtió que, aunque la primera temporada de lluvias finaliza este 15 de junio, el fenómeno de La Niña y el inicio de la temporada de huracanes harán que las lluvias continúen con variada intensidad en gran parte del territorio colombiano.

       Más noticias